Desinencia

Diario abierto de una lectora obsesiva.

La vida privada de los árboles de Alejandro Zambra

           la vida privada de los arboles

Título: La vida privada de los árboles

Publicación: 2006

Año de edición: 2007

Editorial: Anagrama

Número de páginas: 117

Calificación: 8.5/10  ¡Recomendada!

Visité brevemente la librería para no perder la costumbre de ir cada tanto se nos da la oportunidad de invertir en nuestra biblioteca, compré un par de libros de lingüística y de resto encontré algunas joyas que se encontraban fuera de mi presupuesto actual, pero bien no podía irme sin un libro que leer para este fin de semana y traje conmigo un totalmente desconocido. El nombre del autor no me decía mucho “Alejandro Zambra” no lo había leído en ninguno sitio web, a través de otros libros, era un nombre totalmente nuevo, todos los ejemplares estaban sellados y soy una persona que respeta las reglas  al pie, así que mi única luz fue el título que de manera inmediata obtuvo mi atención “La vida privada de los árboles” por lo tanto lo único que me guiaba a decidirme era eso y una tira verde que dicta “ La segunda novela de Zambra, “hermanastra” de Bonsai, que ganó el premio de la Crítica chilena a la mejor novela de 2006”  esto significó un punto adicional, al darle la vuelta me decidí por completo  cuando leo  “<No es novela, ni nouvelle, ni cuento. Es una deformación de todos esos formatos, tal como los bonsáis son árboles mutilados y distorsionados que buscan convertir lo convencional en algo único>”. ¡Por supuesto que me la llevaría con semejante crítica! Llegué e inmediatamente empecé a leerla.

En la solapa del libro está una pequeña bio sobre el autor; Alejandro Zambra es un escritor chileno de 39 años que ha escrito poesía y narrativa, cuyos textos están llenos de una brevedad con la que llega a la perfección del relato, dejando sólo lo esencial como las ramas y el tronco en un bonsái. Inmediatamente comencé a subrayar el libro sin discriminación alguna, me pareció algo bastante cabalístico que de cada cinco páginas leídas tuviera que hacer uso de mi bolígrafo para extraer de ella esas voces propias que encontramos en las manos del escritor; el subrayado dice más de nosotros que aquello de lo que somos capaces de asimilar.

En <La vida privada de los árboles> encontramos tres personajes principales y un personaje que genera dimensión:
Julián es el personaje principal y la Voz en OFF, es el personaje que incluye dentro de la trama la meta-ficción, ya que la novela va siendo de dos formas: 1) Mientras Julián la escribe y la lee en voz alta y 2) mientras el lector la lee para sí mismo. Estamos ante una historia que se va escribiendo poco a poco, que va evolucionando hasta que el autor se detiene, hasta que Verónica aparece.
Verónica es el personaje central, es la esposa de Julián que luego de ir a una clase de dibujo no aparece, en su ausencia Julián escribe, se cuestiona, recuerda e imagina cuáles son las posibles causas de su ausencia.

Daniela y Karla. Daniela es hija de Verónica y Karla exnovia de Julián, las coloco en el mismo nivel ya que según mi análisis se trata del mismo personaje aunque Julián (personaje y narrador) las haga parecer distintas, me inclino a la idea de que realmente Verónica y Daniela no existen, existen como artifició para borrar la soledad que siente Julián, la falta de una familia o mejor dicho la necesidad de aceptar a una familia y cumplir con roles. En fin, Karla su ex novia  es abandonada de pequeña por su madre y el padre posteriormente fallece, ocurre algo en la vida de Karla que hace que ésta sea más ausente de lo normal con Julián dando pie a que comience a escribir sobre Karla y el posible reencuentro con su madre, la relación termina. Casualmente la novela inicia con la desaparición de Verónica y termina cuando ella regresa. Constantemente el narrador nos dice que la novela terminará cuando Verónica llegue, pero ella nunca llegó, Julián hace creer a Daniela que su madre había regresado, pero no fue así, él sólo tomo su rol como padrastro y madre, pero el lector al llegar al fin de la historia queda totalmente a oscuras, ciego, si saber que realmente ha ocurrido, pues todo lo que se iba armando en la lectura ha sido reemplazado, ha sido cambiado sin previo aviso.

La novela es muy breve a penas cuenta con unas 120 páginas que realmente son tan esclarecedoras como oscuras, remueve en el lector sentimientos que muchas veces cree ocultos, y te adentra a una historia de espejos, a una casa de fantasmas que ves habitada pero está totalmente desierta, es así <La vida privada de los árboles>

Les dejo un par de citas para motivar el interés por su lectura.

“Julián se ocupaba del árbol. No sólo lo ponía en agua o lo podaba si era menester: permanecía observándolo por lo menos una hora, esperando, quizás, que se moviera, del mismo modo que algunos niños, por la noche, se quedan quietos en la cama largo rato, inmersos en el pensamiento de que van a crecer” (2006; 30)

Sería preferible cerrar el libro, cerrar los libros, sin más, no la vida, que es muy grande, sino la frágil armadura del presente” (2006; 37)

Tal vez todo es más simple y él exagera, como siempre: la calma regresará y el volverá a ser, por fin, una voz en off. Eso quiere ser, llegar a ser, cuando viejo: una voz en off.” (2006; 83)

“Se ama para dejar de amar y se deja de amar para empezar a amar a otros, o para quedarse solos, por un rato o para siempre. Ése es el dogma. El único dogma.” (2006; 89)

1856101

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 5, 2014 por en Reseñas y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: